Monólogos de cuerda


monologosEscrita por encargo del  Centro para la Difusión de la Música Contemporánea (Ministerio de Cultura), y a petición del Aula de Música de la Universidad de Alcalá de Henares, la obra se publica en la Revista de Especialización Musical Quodlibet (No. 21 – Octubre de 2001), dentro de la iniciativa de ambas entidades de”introducir y divulgar la música de nuestros compositores entre los estudiantes de música, y formar una colección de obras de dificultad apropiada a sus destinatarios”.

Monólogos de cuerda es una suite formada por cuatro obras a solo para violín (Estallido), viola (Búsqueda), violonchelo (Luces) y contrabajo (Nocturno); de las que en dicha revista se publican las dos primeras. Partiendo de la mencionada premisa didáctica, las piezas se plantean en cada caso como “estudios” de determinados recursos musicales e instrumentales especialmente propicios para cada instrumento.

Estallido se articula en dos secciones (Hipnótico-Furioso) que trabajan las dobles cuerdas del violín de cierta forma minimalista. En la primera sección, con intervalos de séptima y novena siempre a través de armónicos naturales. En la segunda, con intervalos de segunda percutidos violentamente.

Búsqueda, planteada en una sola sección, se estructura como un prolongado glissando rítmico, desarrollado mediante una oscilación constante entre aceleración y desaceleración, que emplea solamente las notas “do” de la viola y que trabaja diferentes modalidades de la nota repetida y el trémolo.

Un elemento común a todas la piezas –y que está en el fundamento compositivo de todas ellas– es el tratamiento de los movimientos y la gestualidad del “arco-brazo” como un componente esencial del material musical, desde el punto de vista de difuminar  la frontera entre intérprete, instrumento y discurso, tomando como protagonista físico el cuerpo.


Estallido. Grabación del estreno.